La historia de la sandalia

La historia de la sandalia

Inventadas en Mesopotamia, este calzado que nos permite llevar los pies al aire. En una escultura de Naram-Sin del año 2250 a. C., rey de este imperio, queda constancia de cómo lleva una especie de sandalias con una base y tiras, pero solo estaban reservadas a las clases altas y a los actos ceremoniales.

También existió en Egipto. Eran usadas para ceremonias dentro del palacio. En la tumba de Tutankamón se encontraron también evidencias de sandalias de este tipo, “muchas tenían joyas incrustadas y eran parte del ajuar funerario”. En Roma también existieron sandalias cuyas tiras iban fijadas al dedo “lo utilizaban los actores y actrices para sus representaciones”.

Las sandalias de dedo, que estos días abundan en playas y piscinas, se popularizaron a partir de la Segunda Guerra Mundial, cuando los soldados estadounidenses llegaron a Japón, donde este calzado se llevaba con el kimono y tiene una tradición bastante antigua.

A partir de los años 60, su uso se popularizó fuera de las fronteras estadounidenses, cuando los estadounidenses las llevaron a Italia, Grecia y España durante sus vacaciones.

Actualmente, incluso existe en Estados Unidos "El día de la sandalia"  que se celebra cada tercer viernes de junio.

Regresar al blog

Artículos sustentables

  • Cliente feliz con su sandalia para dama fabricado con materiales reciclados
  • Cliente feliz con su sandalia para dama fabricado con materiales reciclados
  • Cliente feliz con su sandalia para caballero fabricado con materiales reciclados